La actitud de un profesional en formación

La actitud del profesional de formación debe ser coherente, positiva y emprendedora, coherente porque no podemos estar “preparándonos” para llegar a la meta conjunta de ser profesionales, si no actuamos en el camino como tales, con respeto, perseverancia, humildad y autocrítica.

Positiva porque necesitamos tomar los posibles errores o desaciertos que seguramente tendremos en nuestra vida profesional, estudiantil (y personal) no como un obstáculo permanente sino como la motivación y aprendizaje propios de la vida…..de nuestra vida.

Y con emprendedora me refiero a no esperar que nos digan que hacer.
Muchos estudiantes, suelen conformarse con la información que se da en clase, sin expandir sus conocimientos ni esclarecer por completo sus inquietudes, o realizan las actividades que se les asigna nada más.

La actitud de un profesional en formación debe ser la de compromiso consigo mismo, esforzarse continuamente, dedicar el tiempo que sea necesario a sus actividades en clase y extra clase, ir a clases previamente leyendo el tema del día para que de esta forma fluya con mayor facilidad la comunicación con su maestro, el cual debe preparar las clases con antelación y estar presto a las interrogantes que probablemente puedan tener los profesionales en formación, si se establecieran reglas entre maestros y alumnos es necesario cumplirlas a cabalidad, para mantener el respeto y cordialidad entre ambos. No olvidemos que el profesor es nuestro guía mas es nuestra responsabilidad el camino que tomemos y que deseemos vivir.

Anuncios